© 2016 Tarsis BOX - Todos los derechos reservados

POLITICA DE PRIVACIDAD

Las 10 cosas que suceden cuando inicias CrossFit

"NO TE COMPARES CON OTROS, COMPARATE A TÍ MISMO CON LA PERSONA QUE ERAS AYER"

Esta semana marco mi primera semana desde que empecé el régimen de entrenamiento más intenso de toda mi vida, CrossFit.

 

Lo que me llevó a querer intentar CrossFit fue darme cuenta que por mi propia cuenta, nunca me hubiera presionado tanto para realmente hacer los cambios que necesitaba para estar en forma.

Corridas ocasionales y las rutinas típicas de pecho y espalda en el gimnasio convencional, simplemente no me estaban llevando a ningún lado. También me di cuenta de que por ningún motivo sería capaz de seguir una dieta si no iba acompañada de algo más ofensivo, como la clase de entrenamiento físico que de alguna forma me demandara tomar más nutrientes y menos basura.

 

Así que para aquellos que están pensando en probar el CrossFit y reescribir su historia, abajo está la lista de las primeras 10 cosas que sucederán.

 

1. Te darás cuenta de lo fuera de forma que estás. Imagina que tus primeras sesiones en el Box de CrossFit consistirán en entrenamientos básicos y estiramientos. Sudarás como puerco y necesitarás tiempo continuamente para recuperar el aliento, aún a este paso moderado.

Esto es porque estás utilizando y estirando músculos que habían estado dormidos por años. También tu cuerpo estará luchando por absorber la mayor cantidad de aire para cada molécula de oxígeno que se pueda, y sin duda, tomará al menos una semana o dos para que tus pulmones estén totalmente abiertos, prepárate para sentirte como un recién nacido tomando su primer aliento.

 

2. Te darás cuenta de lo gordo que tú y las demás personas regulares están, comparados a los verdaderos atletas. Esto es porque tus instructores certificados tendrán el físico de superhéroes de cómics. Tu pesarás el 40% más que ellos, pero ellos serán entre el 50 y el 150% más fuertes que tú. Esto será bastante desconcertante, especialmente si eres un “chico grande” que pensaba que era “fuerte”. Los instructores no son enormes ni con un gran volumen muscular como los tradicionales Body Builders, que no tengo nada que decir de ellos en cuanto a términos de disciplina, pero la idea es ser capaz de levantar pesos pesados, pero de la manera más eficiente posible y además ser capaz de correr una milla, mientras que el “Old School” Body Builder jadea detrás de ti.

Y tú “chico grande”, no eres fuerte, eres gordo e incidentalmente capaz de levantar algo de peso. Pronto aprenderás lo que es realmente ser fuerte.

 

3. Empezarás a aprender el lenguaje del CrossFit y comenzarás a usarlo sin sentirte como un tonto: W.O.D (or WOD): Workout of the Day, es la combinación de ejercicios, pesos descritos y tiempo asignado que será la ley de diferencia entre la primera clase y la última.

Un WOD típico consiste en un movimiento de gymnastics (pull ups, push ups, sit ups, etc) uno de cardio (correr, remar, saltar cuerda, etc) y un elemento de levantamiento olímpico (back squat, clean & jerks, dead lifts, push-presses etc).

RX: Cuando alguien realiza la cantidad prescrita de peso y repeticiones, uno puede decir que lo hizo Rx, porque siguió dicha prescripción.

BOX: Los centros de CrossFit no son llamados gimnasios, son llamados “Boxes” (cajas) y muchos de ellos se asemejan mucho a esto. No encontrarás un studio de aerobics, ni espejos, solo las paredes que te rodean junto con el montón de barras y el piso negro sobre las que caerán ellas y ocasionalmente lágrimas, que te harán sentir que perteneces a ese lugar. Este es tu box,  hay millones de ellos alrededor del mundo, pero éste es tuyo.

 

4. Tus amigos y familia empezarán a buscar en Google el término CrossFit y te darán señales de alerta. Vendrán con historias de miedo en las que la gente colapsa y sangran sus pulmones. También vendrán con historias a cerca de lesiones comúnmente relacionadas con el CrossFit. La realidad es que las lesiones pueden ocurrir, como en cualquier tipo de entrenamiento llevado demasiado lejos y bajo la supervisión errónea. Estás igualmente expuesto esquiando, levantando pesas sin instrucción, montando a caballo o haciendo cualquier tipo de actividad extenuante sin precaución. También quiero resaltar que actualmente hay una campaña que está siendo promocionada por los gimnasios convencionales como respuesta a la gran expansión que ha tenido el CrossFit últimamente alrededor del mundo, y la realidad es que no existe manera posible de que una persona en un gimnasio tradicional pudiera hacer un circuito alrededor de las mismas 12 o 15 máquinas y obtener la intensidad que se alcanza en un Box de CrossFit, así de simple.

 

5. Te volverás extremadamente bueno en contar. Todo en el CrossFit se trata de repeticiones; 20 clean & jerks, 10 box jumps, 30 sit ups, luego repite eso por 5 rounds y compite por tiempo.

Piensa en contar y contar y contar, hasta que estés a 5 repeticiones de terminar tu quinta vuelta. Y esa es la clase de cuenta que llevas a lo largo del WOD, además te harás muy eficiente en contar hacia atrás también- “siete más…seis,cinco más, vamos, cuatro…” Lo que sea que cueste llegar al final.

 

6. Empezarás a valorar tu Resistencia muscular. Cuando eres adolescente, tu idea de fuerza se resumía en que tanto podía alguien cargar, que tan fuertes se veían sus brazos o que tan grande era su pecho, etc. Si no has madurado esta idea, lo harás cuando comiences a entrenar CrossFit. Poco a poco te sorprenderá mucho más la fuerza que tiene alguien en sus cuádriceps o en su espalda baja y quedarás maravillado de la habilidad que tienen algunos para hacer cientos de sentadillas libres o de sostener posiciones estáticas por varios minutos, cuando tu apenas puedes aguantar 30 segundos en estas posiciones tu idea de que tan fuerte es una persona cambiará por completo.

 

7. En un principio ganarás peso. Tal vez la parte más frustrante del primer mes en CrossFit sea el aumento de peso. Esto pasa porque estás utilizando músculos que habían estado dormidos por años y tu cuerpo comenzará a formarlos rápidamente y como ya sabemos, el músculo pesa más que la grasa. Así que aunque estés sudando como nunca antes, la báscula irá hacia arriba, no hacia abajo. Esto te volverá totalmente loco, y entonces, de repente llegarás a un punto en el que el músculo que has estado construyendo estará quemando las suficientes calorías cada noche para hacerte perder peso. Después comenzarás a ver que la ropa te queda mejor y tu cara a verse más delgada. Y este continuo descenso a partir de este punto te hará seguir adelante.

 

 

8. Sentirás una elevación en tus niveles de energía. Incluso cuando estés muerto de adolorimiento por tu último WOD de CrossFit. Esta nueva fuente de energía viene del hecho que estás cargando menos grasa contigo cada día y estás respirando más fácilmente.  La confianza y seguridad que viene con ello se explica por sí misma. Espera a que veas las pequeñas e inesperadas maneras en las que estos periféricos beneficios se meten en tu rutina diaria en la casa y en el trabajo.

 

9. Aprenderás mucho a cerca de tu debilidad mental. Mi Box, publica diariamente el WOD (entrenamiento del día) en su página de Facebook. Después de unos días, cuando aprendas un poco a cerca del lenguaje que utilizamos y reconozcas los ejercicios, te encontrarás buscando locamente lo que tienen preparado para ti al día siguiente y probablemente de esto dependerá si asistas o no. Un día encontrarás que habrá 3 sets de 20 burpees incluidos, lo que inmediatamente revocará al siguiente cuestionamiento: “Ya hice burpees el Lunes y aún estoy adolorido, tal vez mañana mejor descanse y así iré con más energía al siguiente día”, después te darás cuenta de que estas escogiendo los WODS que más te convengan como si fuera un menú, “Hoy no haré esto porque mi rodilla me está molestando” Te darás cuenta que solo buscas pretextos y que te estás impidiendo a ti mismo avanzar. CrossFit es una excelente manera de revelar nuestra fortaleza o debilidad de carácter y una muy buena herramienta para corregir nuestras fallas.

 

10. Aprenderás mucho a cerca de tu fortaleza mental. Encontrarás que apenas reconocerás al que solías ser antes de empezar esta aventura. Que realmente no tenías ni idea de lo que te hacía débil. Descubrirás tus propios elementos de motivación en el calor de la batalla cuando tu cabeza esté empapada en sudor y no exista nada más que el estruendo de las barras que caen y el gruñido de los demás alrededor de ti, buscarás y encontrarás dentro de ti lo que necesitas para seguir adelante, cuando te des cuenta que llevas un 80% de ese entrenamiento que tanto te está costando trabajo, encontrarás la fuerza que necesitas para lograrlo. Ahí está, y tal vez ahí ha estado durante años, pero cuando realmente aparece..OMG! Y una vez que estás consciente de ello y de lo que eres capaz de lograr, queda una gran enseñanza y en algunos casos un muy buen recuerdo. Compadezco profundamente a la persona que, en la vida o en los negocios, se atreva a ponerse contra ti una vez que hayas entendido esto, no les irá bien en lo más mínimo.

 

En mis primeros 3 meses haciendo CrossFit me he dado cuenta de quién soy realmente, de lo fuera de forma que he estado durante este tiempo y de la gran cantidad de logros físicos y emocionales que puedo tener en mi vida diaria gracias a esta nueva forma de vida. Ahora me encuentro todos los días manejando rápidamente para poder llegar a tiempo a clase. Me encuentro rechazando todas las invitaciones a salir a tomar o a espléndidas cenas, cualquiera que me conozca puede decirles lo poco usual que es ya todo esto para mí.

 

Pero he encontrado una nueva adicción, algo que toma todo de mí – física, emocional y mentalmente – y luego me regresa mucho más de lo que tenía antes. Estoy enganchado, y ahora todo lo que quiero es ser cada día mejor en ello.

 

-- Joshua Brown

CrossFit ®